“Lo que nosotras atacamos es el sistema prostituyente”

Conversamos con Margarita Meira, referente de Madres Víctimas de Trata (MVT), y con Heliana, Micaela y Romina que también integran la Red SE TRATA DE NO + TRATA.

¿Te imaginaste alguna vez qué sentirías si desapareciera tu hija? ¿Sos capaz de ponerte en los zapatos de esxs a quienes les falta una hermana, una amiga o su compañera? Y que esa cara amada de repente saliera de las fotos personales para reproducirse en cadenas de búsqueda. Paladear esa ausencia es tan insoportable como mirar fijo al sol. ¿Dónde está; con quién; qué come; por qué la tienen; qué le hacen? Tratá de imaginártelo, es realmente enloquecedor…

Según estimaciones de algunas organizaciones en Argentina cada año, “desaparecen” alrededor de 500 chiquitas, y en la triple frontera la trata implica 4 mil niñas y adolescentes (*). La trata está entre nosotrxs hace rato y, como cantamos en cada marcha, las que nos faltan “no están perdidas, son desaparecidas para ser prostituidas”. Están en alguno de los miles de prostíbulos que funcionan en nuestro país con la complicidad de diversos estamentos del Estado: fuerzas de “seguridad”, sectores de la justicia y la política; además del silencio del periodismo mainstream.

Superando ese dolor tremendo, esa la angustia que amenaza disolverte, de frente a este monstruo enorme:

(cuando no!) un puñado de mujeres.

A pocos días de comenzar una nueva edición de la Semana SE TRATA DE NO + TRATA, con que colectivos de lo más diverso y en forma descentralizada, van a intervenir los espacios para que tomemos conciencia como sociedad de esto, nos sentamos a conversar con algunas de estas compañeras capaces de alumbrar ahí donde la noche es más oscura.

Versión PDF

 

Huerquen: ¿Qué es la trata?

Marga: Para nosotros, especialmente para mí que tengo 25 años de camino contra la trata, son los prostíbulos. Donde a las chicas se las tiene secuestradas y donde las violan más de 30 o 40 veces por día, las alcoholizan, las drogan y cuando ya su cuerpo no resiste, la matan. Esto es la trata.

No nos gusta que nos digan que están pérdidas, no… La trata es esto: los prostíbulos. Por supuesto que para llegar ahí hay un largo camino. Y es un negocio millonario porque es trata y droga. Compran jueces, policías y pagan campañas políticas. Entonces, cuando el negocio es millonario todos los gobiernos y funcionarios miran para otro lado.

Nosotros queremos que esto se visibilice y luchar contra esto no es nada fácil.

 

Hqn: En Argentina no tenemos estadísticas pero ¿Podemos construir desde las organizaciones alguna dimensión de lo que pasa?

Marga: En Argentina hay 40.000 prostíbulos a lo largo y a lo ancho; y en cada prostíbulo hay más de 10 chicas y en algunas 100. Y si el mismo Estado rescató 9.000 pibas, y las rescató de los prostíbulos, quiere decir que las chicas desaparecidas están ahí.

 

Hqn: Sin embargo la prostitución está prohibida en Argentina.

Micaela: No. Ejercer la prostitución no está prohibido. Están prohibidas dos cosas: enriquecerse con la prostitución ajena o favorecer la prostitución ajena. Si una chica o mujer travesti, trans quisiese por propia voluntad y de manera absolutamente independiente, eso no está penado porque ejercer no está penado. El problema es que cuando ya tenemos un sistema prostibulario en el que hay proxenetas, hay reclutadores, hay gente que traslada, gente que pega papelitos, todo eso sí está prohibido, pero el Estado hace la vista gorda y se enriquecen de todo este sistema prostibulario.

Romina: Me gustaría agregar a lo que dice la compañera que estar en una situación de vulnerabilidad, como la prostitución, no es un delito. Delito es que se vulneren los derechos humanos de una persona y se naturalice la violencia. En lo que va del nuevo gobierno, hablando un poco de estadísticas, se vienen rescatando oficialmente menos de 700 personas, (niñas, mujeres, trans). Antes, tampoco es que se rescataban muchísimas pero había otros números, eran más del doble. ¿Qué pasó con las políticas públicas?, ¿Qué pasó con la voluntad del Estado de combatir las mafias prostituyentes? Porque ya los números oficiales no son alentadores, empeoraron a menos de la mitad de lo que era antes; y nosotras manejamos otros números, no los oficiales.

 

Hqn: ¿Cómo llega una chica a estar en situación de trata?, ¿Cuáles son los mecanismos de captación?

Marga: Por experiencia, las chicas que rescatamos o que se escapan, son engañadas o hay agencias de trabajo donde van a buscar trabajo y ahí las secuestran. Hay distintas formas de secuestrar. Están los que se hacen el novio o las “mejores amigas”, y las entregan.

Micaela: También hay casos (aunque parezca increíble) donde las mismas familias prostituyen a las chicas desde que son muy jóvenes, y ¿cómo una chica, casi siempre menor de edad, va a denunciar a su propia familia? Sobre todo en los pueblos es algo que está naturalizado, que si una familia tiene problemas económicos pasen este tipo de cosas, y de eso creo que casi no hay estadísticas, es algo muy difícil de investigar porque no se denuncia.

Romina: Es fundamental entender las situaciones de vulnerabilidad. Cuando faltan muchas cosas básicas y es difícil acceder a educación, tu seno familiar es un lugar peligroso, no es un lugar seguro al cual acudir. Hay un sistema que empuja a la mujer a considerar la prostitución porque es el único método de vida, es la única forma de subsistir. Una mujer que entra al sistema prostituyente puede rápidamente caer en redes de trata, es muy complicado porque es un sistema muy violento, hay drogas, hay explotación, increpan a tu cuerpo, interpelan lo que es tu psiquis, porque te penetran 10 o 30 hombres por día, y al otro día los mismo por dinero porque si no tu familia no come. Muchas de las mujeres pueden llegar a ser madres solteras o jefas de familia, que verdaderamente tiene que bancar la parada y dar una solución. Ponerte en una esquina a esperar que el hombre te penetre porque le sobra plata, le sobra sistema que lo proteja y la mujer dejarse penetrar porque le falta, le falta seguridad económica, seguridad de la misma sociedad que la juzga… Nadie interpela al hombre que va y se aprovecha de una situación y no pregunta porque la mujer termino ahí.

Hqn: ¿Cuál es el rol que viene teniendo el Estado?

Marga: En mi caso especial y ojala sea el único, mi hija estuvo secuestrada en el prostíbulo Cocodrilo que es del ex jefe de la SIDE, Raúl Martins (denunciado por su hija, Lorena Martins) socio del actual presidente de la Nación. Cuando empecé a luchar en este tema pensé que luchaba contra unos perejiles dueños de los prostíbulos, después me fui dando cuenta que era una red muy grande. Estamos igual que las Madres de Plaza de Mayo.

Micaela: Otro actor fundamental dentro de la rede de trata son las fuerzas de seguridad. A veces se cree que tenemos una fuerza de seguridad que no les importa, hacen la vista gorda, que tenemos oficiales que son coimeados, pero muchas veces los oficiales forman parte activa de los secuestros. Entonces no tenemos un organismo que defienda a las personas que corren riesgo o que fueron secuestradas.

 

Hqn: ¿Y la Justicia?

Marga: Es cómplice, es socia. Para ellos, la prostitución es el oficio más viejo del mundo y están ahí porque quieren. La justicia es cómplice. De hecho llevamos cuatro años largos de juicios de trata en la justicia, y todavía no tenemos ningún preso aunque están denunciados con nombre y apellido. Es más, cajonean las causas.Tenemos casos que estamos luchando con el estado y con la justicia…esto ya hay que denunciarlo al estado directamente por la complicidad de estas aberrantes causas que están ocurriendo.

Romina: En relación ala Justicia, lo que puedo aportar, es que creo que falta capacitación al respecto. Desde el momento en que una chica desaparece y se pone como “averiguación de paradero”, y no se cree en primera instancia que la chica pueda ser víctima de una red de trata o de explotación sexual, por parte del novio o por parte de quien sea. Es más fácil pensar que el proxeneta es “el novio”, que pensar que el proxeneta es un explotador sexual. Requiere menos trabajo, me parece que requiere mayor capacitación a la hora de entender la problemática. Por ejemplo cuando encuentran una chica y ella defiende a su proxeneta, me parece que falta capacitación para poder identificar y acompañar los procesos. Más allá de lo que se hace por la desaparición de una persona no hay acompañamiento. No hay acompañamiento de la víctima, no se le da ni una casa ni un tipo de resguardo o contención de nada. O sea, vos estás denunciando a una red de trata, a una mafia que te tiene explotada y tenés que estar pidiendo por favor que te ponga una custodia. Las mismas fuerzas necesitan capacitación para poder entender la problemática, la importancia y el cuidado de estar protegiendo a una persona sobreviviente de trata. Creo que falta articular las leyes que ya están en vigencia, no solamente falta darles más soporte, si no también darles una articulación. Hoy nos encontramos muy solas y las sobrevivientes se encuentran muy solas también. No hay casos de condenas firmes, porque en Argentina es más grave un atentado a la propiedad privada o un robo a mano armada que ser proxeneta, y eso quizá es porque no se termina de entender la vulneración a los derechos humanos, que es un delito muchísimo más grave y de los que el Estado es responsable. Sin desmerecer otros derechos, creo que no se está entendiendo… es más fácil cubrirlo de machismo, que entender la complejidad.

Marga: Fijate que el mismo Estado, las personas que trabajan o dirigen las oficinas de trata, no tienen ni la menor idea. Hablan de “refugio”, ponen en un “refugio” a una chica rescatada. Ahora, a una nena violada por 20 hombres al día, drogada, alcoholizada y que tiene esa gran suerte de escaparse… en vez de estar con su familia, de recibir afecto y cariño, de reencontrarse con sus afectos y reconstruir vínculos, la encierran en una piecita y la tienen llorando todo el día, sin psicólogos o profesionales que la puedan ayudar, sin una contención… Es muy grave la situación. No queremos escuchar la palabra “refugio”, es una cárcel… Esa piba tuvo la suerte de escaparse y la meten en ese lugar… Nosotros lo que exigimos es una vivienda digna, porque a la familia hay que sacarla de donde vive cuando la chica se escapa, para que no la vuelvan a buscar, porque van los proxenetas a amenazarlas. Entonces hay que sacar a la familia completa, y ponerla en un lugar digno. Eso no existe en la Argentina, no existe… parece que las castigan por haberse escapado. Por eso nosotros pedimos que las oficinas públicas estén asistidas por las mismas victimas porque son las únicas que saben. La trata no se estudia en ninguna escuela ni universidad, la trata se aprende con la lucha y el dolor, no hay donde…

 

Hqn: Luego volveremos sobre temas generales de esta problemática, pero queremos que nos cuenten ¿cómo surge la movida de la Semana SE TRATA DE NO + TRATA?

Heliana: La semana contra la trata surgió hace dos años, en 2015 impulsada por Blanca Rizzo, coreógrafa y bailarina que organizó entre otras cosas el colectivo Las Mariposas         A.U.Ge  (Acciones Urbanas de Género) que es un grupo de performance que hace intervenciones en la vía pública. A partir de esta iniciativa, junto a Madres Victimas de Trata, se inicia esta semana de lucha contra la trata. El año pasado fue tomada de una manera mucho más amplia y tuvo gran alcance. Su objetivo es visibilizar y concientizar sobre la trata de personas con distintas propuestas, llegando a la sociedad desde lo artístico, lo pedagógico y lo informativo.

 

Hqn: Para esta edición de 2017, que va del 23 al 30 de septiembre. ¿Qué va a pasar? ¿Qué vienen preparando para continuar la tarea y captar la atención de la gente?

Heliana: Se están organizando distintas actividades, tanto en las escuelas y en los barrios, como en teatros y centros culturales, hay una variedad de propuestas a nivel pedagógico con charlas y entrega de materiales informativos, como así también espectáculos de danza, ciclos de música, cine, lectura de poemas, muestras de artes visuales e intervenciones artísticas en la vía pública, en plazas y edificios emblemáticos. Además, durante toda la semana, se va a estar compartiendo videos, fotografías, textos que recibimos de las adhesiones desde la Fanpage: “SE TRATA DE NO + TRATA”, donde también se estará publicando la agenda de actividades para poder participar.

 

Hqn: Están abiertas a sumar propuestas de colectivos y grupos que quieran aportar y dar contenido a la Semana… ¿Cómo pueden contactarlas los interesados que quieran ser parte?

Heliana: A través de cualquier actividad artística o acción comunicativa en las redes sociales podés contribuir a visibilizar la trata… Desde sacarte una selfie con un cartel, hasta haciendo una pintura, una ilustración o una intervención. Cualquier acción que refiera al tema y que contribuya a concientizar.

Micaela: La semana apunta a que todas las personas estén donde estén puedan tomar esta lucha como propia y aportar desde su lugar con diversidad de herramientas y posibilidades.

Romina: Para la Semana SE TRATA DE NO + TRATA 2017 ya hay más de 40 actividades programadas, con un montón de gente que nos está apoyando por lo que estamos muy contentas…

Marga: Y se inicia en esta fecha porque el 23 de septiembre es el Día Internacional contra la Trata y el 30 de Septiembre es el aniversario de Madres…cuando nos pusimos el nombre de Madres Victimas de Trata, porque mucho más atrás usábamos el nombre de “Madres de Constitución” que es el que figura en nuestra personería jurídica, entonces esa semana entre los dos “hitos”, la utilizamos para visibilizar nuestro trabajo y la problemática contra la que luchamos.

 

Hqn: Marga ¿nos querés contar cómo fue que comienzan a utilizar este nombre?

Marga: Cuando nosotras nos empezamos a juntar, copiamos un poco a las Madres de Plaza de Mayo. Nora Cortiñas y Estela de Carlotto, nos decían “júntense, es la única forma” porque andaba yo sola caminando, llorando, golpeando puertas y bueno, después de a poco nos fuimos juntando con otras madres y cuando ya éramos un grupo grande que fue durante el 10mo aniversario de la desaparición de Florencia Penacchi, que fue una movida muy importante de las Mariposas A.U.Ge., dijimos bueno tenemos que tener otro nombre. Dijimos ¿y si nos ponemos “madres victimas de trata?… y bueno así en una votación quedó ese nombre… hace tres años ya.

 

Hqn: Este año se hizo el relanzamiento de la Red SE TRATA DE NO + TRATA. Cuéntenos un poco cómo fue pensar eso, pasar de la organización de una semana a pensar una red con más organizaciones.

Heliana: La idea es extender los lazos con distintas organizaciones y particulares. Se crearon vínculos con artistas, organizaciones feministas, docentes, para atravesar la problemática desde distintos frentes y enfrentar esta lucha desde distintos ámbitos.

 

Hqn: ¿Por qué pensar en una Red?

Heliana: La red nace como propuesta de abarcar distintos actores y actrices sociales desdedistintos lados y que este tejido se vaya ampliando, que crezca y se expanda. Tenemos la intención de reforzar mes a mes y año a año esos lazos con las distintas organizaciones, instituciones y personas para que esta lucha cobre impulso y pueda salir de Buenos Aires y llegar a ser una lucha nacional e internacional.

Micalea: Además, esta no es una lucha que vaya solo por lo legal ni por lo social, hay que atacarlo por todos los frentes. Por eso está también bueno que se involucre todo lo que sea académico, que sea cultural, comunicativo o de distintas disciplinas que puedan aportar su punto de vista a la lucha.

Romina: Y también poder estar unidos, porque si pasa algo, si hay una emergencia, tenemos a quien llamar. Tenemos a quien acudir. No es lo mismo estar juntos cuando hay una desaparición y poder contar con un colectivo artístico que haga su aporte para una visibilización, con un equipo legal que sabes que podes hacerle alguna consulta, o darle un número a alguien que sabes que lo necesita. Es contar con soporte. Es saber que hay profesionales. Es saber que también hay gente que está completamente comprometida. Gente que también sabe de la temática porque la trabaja. Es estar unidos. Que nos encuentre unidos en lucha.

 

Hqn: ¿Es unánime (como a veces parece) el reconocimiento de que la trata es un flagelo que está instalado en nuestra sociedad?

Heliana: Todavía es un tema tabú. Todavía no se está hablando mucho. Capaz algunas personas más conscientes y que estén en relación con otros problemas sociales sí pueden reconocerlo como un problema en Argentina y mundial. Pero en muchas partes es un tema tabú que no se menciona mucho. Por otro lado está toda esta confusión entre la idea de que una cosa es la trata de personas con fines de explotación sexual y otra es la prostitución. Mientras los casos indican que la mayor cantidad de mujeres, niñas, travestis y trans están en situaciones de vulnerabilidad y están siendo explotadas por un proxeneta y que por supuesto están corriendo terriblemente el riesgo de convertirse en víctima de trata. ¿A quién se le puede ocurrir legalizar la tortura y la violación hacia nuestros cuerpos, legitimar la cultura de la violación y que el Estado ponga las condiciones? Creo que se le puede ocurrir a gente con visión individualista, que no se pone en el lugar del grueso de las personas en situación de prostitución y a gente que saca un beneficio económico directo. No se quiere hablar porque se piensa que está perjudicando los derechos de ciertas mujeres y esto tiene que ver con una problemática mucho más grande. Tiene que ver con enfrentarse al sistema prostituyente, hacia los proxenetas y, obviamente, exigir realmente nuestros derechos; que nosotras no podamos ser consideradas mercancías. Sean mujeres, niñas, travestis o trans no pueden ser vendidas, no pueden ser compradas, no pueden ser explotadas. A partir de eso es que la trata tiene que ser considerado un problema de Derechos Humanos. En principio la sociedad se tiene que involucrar. Por un lado, tiene que reconocer que ese tema existe en todas partes del mundo y en Argentina; y después aportar a la visibilización del tema, con información, tratar de entender qué es, cuáles son los riesgos, qué está pasando, por qué se tiene que hablar de trata. Exigir nuestros derechos, en principio es no ser mercancía, y por esto mismo exigir el cierre de los prostíbulos.

Marga: Nosotras no tenemos plata y no tenemos tiempo. Todos trabajamos ad-honoren. Y en la vereda de enfrente, tenemos a Ammar-CTA que caminan a lo largo y ancho del país diciendo que ellas son trabajadoras sexuales y que en los prostíbulos las chicas están porque ahí hacen mucha plata. Ammar-CTA están pagadas por los proxenetas, son empleadas de los prostíbulos, por eso tienen mucho dinero. Y cuando las pibas que están secuestradas y ellas van a repartir preservativos (en un lugar prohibido) las pibas les piden ayuda y ellas les dicen: “Te tenes que acostumbrar, no queremos problemas”. Ese es uno de los problemas, de las trabas grandes que tenemos. Porque están bancandas desde afuera. Son proxenetas, ellas no se paran en la esquina, les cobran a las pibas de la esquina, y les cobran para el comisario y le plantan un novio para que le administre el dinero. Y este es el problema que tenemos en la vereda de enfrente y nos cuesta enfrentarlo.

Romina: A mí me gustaría agregar algo en relación a las compañeras en situación de prostitución: no es la idea estigmatizarlas, ni señalarlas. Me parece que el foco tiene que ser qué ayuda se les está dando, qué opciones se les está dando. Las compañeras que hoy en día están en situación de prostitución necesitan respuestas. Es muy doloroso que la respuesta sea “te doy un carnet”, y no “te voy a dar trabajo” pero trabajo… porque no es lo mismo trabajar con las manos que trabajar con tus partes más íntimas. Esta frase de que “la concha no es sagrada, pero es mía”, bueno no es de otro, no es comercializable. No todo puede ser comercializable. Está bueno hablar de consenso, no? ¿qué es consenso? en la sociedad nosotras como mujeres ya estamos hablando de qué es el consenso a la hora de tener relaciones y qué hacemos teniéndolas si no tenemos deseo. ¿Qué pasa con el real consenso cuando las mujeres, travestis o trans están en determinadas situaciones y tienen que dejarse hacer tales cosas por hombres que están en otra? La realidad es que es muy doloroso entender que no hay un real consenso a la hora de dejarte penetrar. Que un tipo te dé plata porque le sobra, y que a una mujer le falte. Ahí no hay un real consenso. Entonces una mujer que está en la esquina y tiene que parar la olla de su casa, no está dando consenso real para hacerle sexo oral a 10 tipos… Es denigrante. Y me parece que tenemos que dejar de naturalizar la violación. Y pensar que porque no nos puede decir que no, nos está diciendo que sí. No es lo mismo decir que sí, a no poder decir que no.

Micaela: Si tenés dos opciones en la vida, y una es cagarte de hambre y otra es prostituirte, vos no estás consintiendo nada. Y eso se puede ver muy claramente, especialmente en la situación de las compañeras travestis y trans que están excluidas del sistema educativo, son excluidas de los trabajos. La mayoría de ellas ni siquiera pudieron terminar la primaria. Entonces en Argentina tenemos un población travesti-trans que entre el 80 y 90% ejerce la prostitución. No se puede decir que todas lo eligieron y que les pareció la mejor opción. No, es porque realmente no tuvieron otras opciones.

Marga: y fijate que Ammar-CTA quiere reglamentar la prostitución: qué va a reglamentar si no está prohibido? No está prohibido, ellas lo que quieren reglamentar es el negocio. Osea, afiliarlas a su sindicato trucho (porque está prohibido un sindicato de trabajadoras sexuales porque Argentina es abolicionista) En qué rubro encuadraríamos la prostitución? Si yo trabajo con una máquina y se rompe, la puedo mandar al mecánico; cómo se va a reparar la psiquis dañada por tantas violaciones? Y cuando una mujer queda embaraza producto de las violaciones: ¿qué es eso, un accidente de trabajo? Es terrible lo que dicen estas mujeres, engañan y confunden a la población. Es muy grave. Hay que visibilizar esto.

 

Hqn: MVT viene participando de los Encuentros Nacionales de Mujeres, participan de las asambleas de organización del Ni Una Menos y el 8 de Marzo (Margarita estuvo en el palco del último NUM). ¿Cómo ven que se toma el problema de la trata dentro del heterogéneo, amplio y por suerte creciente movimiento de mujeres?

Heliana: Tuvimos bastante lucha para que la trata pueda tener su espacio en las asambleas de este Ni Una Menos (2017). Hubo organizaciones abolicionistas y referentes como Alika Kinan, Margarita y MVT, pero también otras reglamentaristas que niegan que la trata tenga relación directa con la prostitución. Pero de a poco pudimos hacer este pequeño espacio en las asambleas y conseguimos que MVT y otras referentes de la lucha contra la trata puedan estar en el palco.

Marga: Pero fue muy duro porque también nos patotearon, nos quisieron sacar un cartel que teníamos. En el último NUM, me exigían que me saque la pechera, por suerte estaba (como siempre) Norita Cortiñas defendiendo que no me saque la pechera; porque yo no voy a entrar en conflicto, si me viene a atacar trato de bajarme para que no haya una pelea en un escenario tan importante; y les dije que si querían que me saque la pechera era como decirle a Norita que se saque el pañuelo, lo que llegué a decir para calmar las aguas, y ahí Norita dijo no, que la pechera no se saca porque es un símbolo. Y el 8 de marzo teníamos un cartel que decía “la prostitución no es trabajo” que lo agarra ella (Norita) porque a mí me lo querían sacar. Es una lucha dura, no estamos enfrentando a cualquiera, no son cualquiera, no son 2 o 3 mujeres… No, están manejados desde muy arriba y desde afuera.

Romina: Nosotrxs no queremos discutir con las compañeras en situación de prostitución. Muchas de nuestras referentes son compañeras que estuvieron en esa situación. Lo nuestro no es en contra de la circunstancia particular de cada una, está todo el respeto del mundo, y el día de mañana que ellas levanten la cabeza y digan “che qué onda?”, lo piensen, nosotras vamos a estar ahí. No es con ellas. Nosotrxs estamos discutiendo contra la legalización de un sistema fiolo, y va mucho más allá de la particularidad de la compañera que se prostituye, y que capaz se sienta interpelada y diga “no se metan con mi trabajo”. No nos metemos con la situación de ella en lo más mínimo, muy por el contrario nos gustaría poder aportar otras opciones; o ofrecerlas, porque después es un tema de cada una. Nosotras no tenemos nada material para darles, no podemos decirles “vengan a una casa” “les damos un trabajo” no tenemos esa posibilidad, porque el Estado no nos lo da, ni tenemos banca financiera… porque lo que deja plata es que las mujeres estén en situación de prostitución, y no que digan ninguna mujer nació para puta; yo no nací para puta, mi hija no nació para puta.

Micaela: Hay sectores dentro del feminismo que buscan escusas para defender el sistema vigente. Entonces terminan defendiendo estructuras capitalistas, patriarcales y defienden intereses neoliberales. Basan su discurso planteando “es mi cuerpo, es mi decisión” y eso está bien, nadie lo discute, pero lo que nosotras atacamos es un sistema, el sistema prostituyente que creemos que una de las bases que tiene el patriarcado. Para nosotras la lucha pasa por ahí, no por decirle a una mujer, travesti o trans a lo que se tiene que dedicar o no. Nosotras creemos que a nivel social nosotras tenemos que tener opciones, tenemos que estar en situación de igualdad, y el sistema prostituyente se sostiene sobre estructuras desiguales.

 

Mutual Sentimiento – Barrio de Chacarita, CABA.

16 de septiembre de 2017

También te podría interesar

Sembraron Terricidio, Cosecharon la Rebelión de Las Flores

“Nosotras sabemos qué hacer” – 1° Encuentro Nacional de Mujeres Trabajadoras de la Tierra

“La pregunta sobre el modelo alimentario que queremos para el futuro está en el “quién”: ¿quién nos va a alimentar?” – Marcos Filardi

“Si se destruye otro 5% de la Amazonia, se producirá un proceso de savanización irreversible” – Leonardo Melgarejo

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *