Hechas de retazos – Mariposas de Villa París

Mariposas de Villa París lleva 15 años construyendo comunidad en Glew, en el conurbano sur; territorio donde la solidaridad o su ausencia marcan con fuerza las cotidianeidades y las vidas.

Desde sus inicios encararon todo tipo de iniciativas, desde apoyo escolar y talleres de violencias, hasta roperos y espacios culturales. Pero como nos pasó a millones en todo el mundo, la pandemia trastocó todo, y la necesidad del aislamiento trajo aparejadas enormes dificultades encima de una realidad que ya era difícil para los sectores populares. Llegar con los bolsones, acercar algún remedio, ofrecer una palabra amiga y la mirada compañera, son el tipo de sostenes fundamentales que las organizaciones populares construyen cotidianamente a lo largo y ancho del país. Sostenes que invisibilizan los multimedios, que desconocen los sectores más acomodados de la sociedad, y que el Estado no termina de abrazar y acompañar.

Con la pandemia instalada, las Mariposas de Villa París movilizaron las energías comunitarias que amasaron durante años con el proyecto de tejer mantitas para quienes las necesitaran en el barrio. Propusieron que cada persona teja a crochet un cuadradito que después colectivamente se encargaron de unir y distribuir. Bellas mantas para el frío, aliento ante el aislamiento, cercanía y encuentro aún en la distancia, manos tejiendo; la sencillez y la creatividad que caracteriza a las de abajo, y que frente a un presente y futuro incierto, nos cobijan en la potencia de un pueblo que (seguimos corroborando) es maravilloso.

Conozca lo que tejen las queridas Mariposas de Villa París.

 

Fotogalerías

“Tejedoras”
“Roperito”

 

También te podría interesar

Se realizó el primer plenario de medios cooperativos y comunitarios

Arraigo y agroecología: la Colonia Ferrari cumple 8 años

Trabajo cooperativo para el alimento soberano

Campos y Políticas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *