1er. Foro Nacional por un Programa Agrario Soberano y Popular

El 7 y 8 de mayo se realizó el 1er Foro Nacional por un Programa Agrario Soberano y Popular en el Microestadio de Ferro con la presencia de más de 3.500 compañeros y compañeras de todo el país, integrantes de más de 100 organizaciones. Durante los dos días funcionaron 23 comisiones de trabajo para construir propuestas de corto, mediano y largo plazo de políticas públicas. Grandes rondas de debate se repartieron por todo el predio, y al final del segundo día fueron presentadas al plenario del foro, y a las personalidades políticas que se acercaron a escucharlas.

El esfuerzo de organización fue enorme. Fueron meses de reuniones para pulir cada aspecto y consensuar criterios. Pre-foros en todas las provincias. Recursos invertidos para tener el espacio y conseguir que las delegaciones lleguen desde cada territorio, que estando aquí tuvieran donde descansar y el alimento para tanta tarea. Muchísimo esfuerzo…

En pleno debate electoral y en la víspera del proceso donde se va a decidir el rumbo de las políticas para los próximos 4 años, la cuestión es qué lugar va a tener ahí la Soberanía Alimentaria de nuestro pueblo, la posibilidad de que campesinos puedan tener acceso a su tierra, de nuestros pueblos originarios de permanecer y recuperar territorio ancestral, de qué modelo productivo va a alentarse.

En las ciudades todo esto va a impactar directamente en lo que suceda en cada plato de comida, por eso es importante que prestemos atención a los que ahí sucedió, a lo que se dijo, a lo que se consensuó. Que quienes vivimos rodeadxs de cemento pongamos la escucha en la palabra de lxs que nos alimentan cada día; la mirada en su miradas, la mano tomando las suyas callosas; y el corazón en lo que duele y lo que se anhela campo adentro.

También te podría interesar

Gatillo Fácil: Sostener la memoria y reclamar justicia

Amazonas: ¿Qué vamos a hacer?

2 años sin Santiago. No al cierre de la causa

Alimentazo. Por un modelo que produzca alimentos sanos para el pueblo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *