Carta de las Comunidades Fumigadas al Gobierno de la Provincia de Buenos Aires

Las comunidades fumigadas de la Provincia de Buenos Aires no podemos esperar más tiempo.
La gravedad de lo que sufrimos en cuerpos y territorios, consecuencias de los peligrosos agroquímicos biocidas, exige políticas públicas urgentes destinadas a poner la salud por sobre los negocios.
En esta carta al Gobernador Axel Kicillof y al Ministro de Desarrollo Agrario ponemos por escrito algunas demandas concretas.

Te invitamos a firmar y a difundir

https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSeIAhO9glinm4kWkCONpQBbGGxoE_vb-SUd9AlxUWnPTpqhJg/viewform?usp=sf_link

 

Al Gobernador de la Pcia. de Buenos Aires Axel Kicillof

c/c Javier Rodríguez, Ministerio de Desarrollo Agrario

 

Ante el inminente vencimiento, por segunda vez, de la suspensión de la Resolución 246/2018, conocida como la resolución del veneno, y tras un año de trabajo por demás insuficiente e incompleto por parte del  Observatorio Técnico sobre fitosanitarios y de la Mesa de Trabajo ad hoc, –ambos espacios creados por la Resolución 8/2020 del Ministerio de Desarrollo Agrario, que fuera presentado con el objetivo de generar “un mayor control de las aplicaciones para profundizar el cuidado de la salud de la población, proteger los recursos naturales y el medio ambiente, teniendo en cuenta la seguridad agroalimentaria y las  necesidades de los productores”,–  las comunidades de pueblos de la Provincia de Buenos Aires decimos:

La demora en vuestro trabajo es inadmisible. Somos nosotras y nosotros los que estamos experimentando en territorios y cuerpos las enfermedades y las afectaciones producto de un modelo dependiente de agroquímicos biocidas.

En un rápido pero a la vez justo resumen podemos decir que desde 1991, año de la primera e incompleta reglamentación provincial, este tema no ha sido abordado con la seriedad y urgencia que amerita, al incidir, la práctica productiva que incluye venenos, en toda la provincia y sus comunidades de manera directa. Estamos hablando de 30 años de demora y a la vez de exposición constante de las y los habitantes de la provincia a plaguicidas altamente peligrosos. Dilatar la adopción de medidas de protección concreta en la elaboración de políticas públicas es prolongar la exposición y los daños, dado  que mientras esas decisiones se retrasan los productores que utilizan biocidas no cesan jamás de hacerlo, ni aún en pandemia. Durante todo ese periodo transcurrido desde la introducción del primer transgénico –y llegando hasta los 61 existentes a la fecha–, el volumen de agrotóxicos aplicados creció exponencialmente. Se calcula que en nuestro país se pulverizan anualmente más de 500 millones de kilogramos-litros de agrotóxicos. De ese total, más de 300 millones son solo de glifosato, probable cancerígeno y genotóxico. El glifosato es el herbicida más usado en nuestra provincia.

Mientras el estado incumplía con sus deberes, las comunidades organizadas de los pueblos fumigados de la provincia de Buenos Aires  hemos conseguido protecciones diversas, a través de la justicia u ordenanzas locales, tratando de subsanar la falta de políticas públicas concretas para alejar la utilización de productos extremadamente peligrosos de nuestras familias.

Las sucesivas declaraciones de su parte, o por parte de miembros de su cartera, que mencionan la posibilidad de una convivencia entre un modelo productivo sin venenos y el vigente dependiente de éstos, así como el escenario nacional tras el anuncio de la Iniciativa 200 millones de toneladas (resolución 216/2020 del Ministerio de Agricultura Nación) que avanza sobre la zona de amortiguamiento, y las continuas referencias a las mentadas “buenas prácticas agrícolas”, merecen nuestro repudio.

En este sentido recordamos que la ordenanza más progresiva en las limitaciones territoriales a la aplicación de plaguicidas es la del Partido de Cañuelas, que establece una restricción absoluta de la aplicación de agroquímicos en forma terrestre de 2000 metros de las poblaciones. Si se aplicara  la distancia de exclusión de la ordenanza de Cañuelas a todo el territorio de uso agrícola de la Provincia de Buenos Aires, se dispondría de  una superficie de producción libre de aplicación de agroquímicos biocidas de alrededor de 1,2 millones de hectáreas. En esa superficie, de poco más del 10% de toda la superficie cultivable de la provincia, se podrían desarrollar  las diversas variantes agroecológicas de producción, conservando la biodiversidad y los servicios ecosistémicos y estableciendo un entorno sano para el desarrollo de la vida de los habitantes de nuestra provincia. Al transformarse toda esa superficie cultivable en casos concretos de producción agroecológica, su ejemplo alentará la transición hacia la agroecología en el resto del territorio bonaerense, acercándonos de esa manera a la tan necesaria soberanía alimentaria.

Concretamente, además de la posibilidad de producir alimentos sin plaguicidas,  con esa medida se evitarían los daños al ambiente y a la salud  causados por  las derivas de plaguicidas  en agua, aire, suelo y alimentos para unos 20 millones de personas. De forma homogénea e inmediata. Priorizando la vida por sobre cualquier actividad productiva. Garantizando nuestros derechos constitucionales a la salud y a un ambiente sano. Un cambio en el 10 por ciento de la superficie cultivable que producirá una mejora inmediata en la calidad de vida de 20 millones de personas y que esperamos sea el inicio del cambio completo del modelo productivo. Que es urgente. Que no admite más dilaciones.

Por lo tanto exigimos:

  • La derogación de la Resolución 246/2018 del Ministerio de Desarrollo Agrario;
  • Instrumentar de manera inmediata en toda la provincia de Buenos Aires la absoluta prohibición de la aplicación de agroquímicos biocidas en los 2000 metros lindantes a zonas pobladas, escuelas, cursos de agua, y zonas de protección o resguardo ambiental.
  • Prohibir las fumigaciones aéreas en todo el territorio provincial, ya que son las que más riesgo y consecuencias generan al ambiente y las poblaciones.
  • Instrumentar en esas hectáreas alcanzadas por la mencionada exclusión, las políticas públicas vigentes en el área y garantizar la asistencia técnica por parte del estado para la producción agroecológica.
  • Celebrar a la brevedad un convenio técnico ad hoc que permita a las y los pobladores de la provincia realizar de modo gratuito análisis de agua de consumo destinados a detectar y cuantificar la presencia de los agroquímicos biocidas más utilizados en la actualidad para evitar consecuencias a la salud de la población por la ingesta de agua plausible de estar contaminada.

–     Se provea de modo gratuito a la población bonaerense un laboratorio público de referencia con la capacidad de realizar análisis de sangre, orina y leche materna destinados a detectar y cuantificar la presencia de los agroquímicos  biocidas.

–   Incorporar análisis de agrotóxicos en el examen bacteriológico físico y químico que se realiza anualmente para el agua potable y segura en las escuelas, bajo la responsabilidad de los Consejos Escolares.

“Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo.”  Artículo 41 de la Constitución Nacional.

 

#BastadeDemora

Es ahora

#parendefumigarBA

Primeras firmas de la provincia de Buenos Aires:

AMA Asamblea Mercedina por la agroecología

AMARTYA Mar Chiquita

Asamblea No a la entrega de la costa Quilmes Avellaneda.

Ambiente Saludable San Andrés de Giles

Argentina sin fracking Buenos Aires

Asamblea socioambiental de San Antonio de Areco

Asamblea Ecoambiental Luján

Asamblea por el agua y el ambiente Chivilcoy

Asamblea Socioambiental de Chapadmalal

Bios Argentina – Nodo Tandil

Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria – UNLP

Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria – 9 de julio

CIPOCARR (Coordinadora Intercomunal Pro Obras y Aprovechamiento del Río

Reconquista)

Colectivo Tierra Viva Bolívar

ConCiencia Agroecológica 9 de Julio

Ecos de Chivilcoy

ECOS de Saladillo

 Escuela Secundaria “Andrés Carrasco” de Saladillo

ESPACIO INTERCUENCAS

Evolución Ambiental Coronel Suárez

Exaltación Salud, grupo vecinal contra las fumigaciones y por la soberanía alimentaria. Exaltación de la Cruz

Foro Regional en Defensa del Río de la Plata la Salud y el Ambiente.

Huerquen, Comunicación en Colectivo

Junta vecinal por un ambiente saludable Tandil

Ong UPVA “Unidos por la vida y el medio Ambiente”

Paren de Fumigar Pergamino

Red Local de Estudios Agroecológicos Baradero San Pedro

Vecinxs autoconvocadxs por la salud ambiental/ Trenque Lauquen

XR Sauce Corto

 

Primeras firmas del resto del país y otros:

Asamblea Ciudadana Concordia (Entre Ríos)

Asamblea por la Vida Chilecito  (La Rioja)

Asamblea Río Cuarto sin agrotóxicos  (Córdoba)

Asamblea Socioambiental Zona Este (Mendoza)

Asociación Ciudadana por los derechos humanos

BIOS Argentina

Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria de la Escuela de Nutrición (UBA)

Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria-Río Cuarto (Córdoba)

Colectivo Reciclador

COOPERATIVA DE TRABAJO IRIARTE VERDE LTDA. BARRACAS (CABA)

Democracia en Red (CABA)

Después de la Deriva (FM La Tribu)

ECOSUR, Ecología, Cultura y Educación desde los Pueblos del Sur

Frente de Lucha por la Soberanía Alimentaria

Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN)

Generaciones futuras

Gesta Colectiva

Grupo de Etnobiología, FCEyN-UBA/INMIBO-CONICET

GEUIC Grupo de Extensión Universitaria Impenetrable Chaqueño- UBA

Grupo de Filosofía de la Biología (UBA-CONICET)

Hijos de gaia,madre tierra, pachamama

Instituto de Salud Socioambiental de la FCM-UNR (Santa Fe)

Mujeres Defensoras del Agua del Famatina (La Rioja)

Museo del Hambre

Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas de América Latina (RAP-AL) – Javier Souza Casadinho

Red de defensoras del ambiente y el Buen Vivir

Red Federal de Docentes por la Vida

Seminario sobre el Derecho a la Alimentación Adecuada de la Facultad de Derecho (UBA)

También te podría interesar

Carta al gobierno argentino para exigirle que no se oponga a la agroecología en las negociaciones del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial de la ONU

“Licencia para saquear” de Nicholas Hildyard – Oilwatch Latinoamerica

Haciendo la paz con la Tierra

¿De la pandemia del agronegocio quién nos cuida?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *