Andalgalá: “Llevamos 11 años de resistencia pacífica a la megaminería” – Asamblea El Algarrobo

El pueblo de Andalgalá en Catamarca vive horas dramáticas. Con el avance del covid fueron impuestas restricciones a la circulación que sirvieron de cobertura para el ingreso de máquinas excavadoras en el lugar donde las mineras Yamana Gold, Glencore y Newmont, con el compañamiento del poder político y judicial, pretenden avanzar con el Proyecto MARA (Agua Rica), a muy pocos kilometros del pueblo.

Por detrás de los espejitos de colores de “desarrollo” y “progreso” con que la mina Bajo La Alumbrera se instaló hace casi 25 años, hay una experiencia de saqueo, contaminación, violencia y pobreza que nutre la resistencia del pueblo de Andalgalá, a la instalación de este nuevo y más grande yacimiento. Cada sábado la Asamblea El Algarrobo y buena parte del pueblo andalgalense, realizan rondas alrededor de la plaza central contra la instalación de Agua Rica y contra la megaminería contaminante. Acaban de cumplirse 584 de estas jornadas que siempre incluyen alguna actividad cultural. Con 11 años de lucha pacífica es imposible desconocer la dimensión de la defensa del agua y la vida en Andalgalá.

En un clima enrarecido por la pandemia y la militarización, con un nuevo embate minero, se realizó este sábado 10/4 una nueva ronda de resistencia que dejó incidentes rápidamente adjudicados por el poder político a “los ambientalistas”. Sobre esto conversamos ayer, 11/4, con Rosa Farías y Ana Chayle de la Asamblea El Algarrobo. Hoy, 12/4, recibimos noticias que confirman una escalada represiva en Andalgalá, frente a la que es necesaria toda la solidaridad posible.

Huerquen: ¿Podes contarnos que viene sucediendo en los últimos días en Andalgalá?

Ana Chayle: Brevemente decirles que el Día Mundial del Agua, el 22 de marzo, decidimos con compañeros y compañeras de la Asamblea iniciar el bloqueo selectivo e informativo en dos caminos que unen el distrito Plaza con los distritos Choya y El Potrero. Estos bloqueos se hicieron de manera ininterrumpida como una respuesta, ya desesperada ante los oídos sordos del Gobierno Provincial y Nacional, que permitieron la perforación de 11 pozos que ponen en serio riesgo el agua que bebemos todos los andalgalenses.

Durante ese tiempo allí tuvimos el apoyo de muchos vecinos y vecinas que se solidarizaron con nuestra lucha que es la lucha de todo un pueblo y acompañaron llevándonos mercadería, ayudándonos a pasar las horas en los bloqueos, muchos se ofrecieron a hacer turnos y estos bloqueos pusieron de manifiesto que no hay licencia social para la explotación del yacimiento minero Agua Rica que se encuentra justamente en la naciente del Río Minas, que es uno de los principales afluentes del Río Andalgalá que es del que bebemos todos los andalgalenses.

Ingreso de maquinaria minera para el Proyecto MARA (Agua Rica)

Hqn: ¿En qué contexto sucede este avance de la minera en Agua Rica?

Ana Chayle: En este marco, el día miércoles 7 de abril algunos compañeros ascendieron a un punto cercano donde está el yacimiento minero Agua Rica y constataron con fotografías y filmaciones que estaban subiendo maquinaria para iniciar la perforación de los 11 pozos en el yacimiento, y que eran escoltados por Gendarmería.

Al darse a conocer esta noticia, la mayoría del pueblo de Andalgalá expresó su descontento y su enojo ya que esto se hace, no solamente poniendo en riesgo nuestra fuente de agua, y de esto tenemos pruebas y hay mucha documentación científica, sino también que se hace de manera totalmente ilegal, porque están violando normas conocidas por todos como la Ley Nacional de Glaciares, la Ley General del Ambiente, el artículo 41 de la Constitución Nacional y la Ley de Bosque Nativo.

También están violando la Ordenanza 029/16 que prohíbe toda actividad minera en la cuenca alta del río Andalgalá. Si bien esta ordenanza fue declarada inconstitucional, sospechosamente un día antes de la noche buena, se encuentra vigente ya que fue apelada tanto por el Municipio como por la Asamblea que actúa como tercera interesada. Además hay dos medidas cautelares que prohíben el inicio de las actividades.

11 años de lucha legal: acampe de la Asamblea El Algarrobo frente a los Tribunales – CABA, noviembre 2016

Hqn: ¿Cual es el balance que hacen de la Caminata por la Vida y el Agua del último sábado?

Ana Chayle: Con respecto a la caminata 583 que se realizó el sábado 10 de abril fue multitudinaria. Había muchísima gente de todas las edades, realmente mucho descontento con la ilegalidad y la impunidad con que está trabajando la minera, y quiero repetirlo y que esto quede muy claro: lo hace en connivencia con el Gobierno Provincial de Raul Jalil y con el Gobierno Nacional que preside Alberto Fernández. Esto hay que dejarlo muy en claro porque ya se trata de una cuestión política. La minera no podría estar trabajando sin autorización, sin la connivencia, si no hubiese corrupción y el pueblo está muy descontento.

La caminata como siempre se realizó de manera pacífica. Desde la Asamblea hemos llamado siempre a manifestarnos pacíficamente y hemos recurrido a todas las vías legales. Llevamos 11 años caminando pacíficamente, llevamos 11 años de batallas judiciales, llevamos 11 años de que nos atropellen todo el tiempo y la verdad que el pueblo de Andalgalá está cansado.

Rosa Farías: La movilización había sido bastante promocionada por la Asamblea debido a que realmente el paso de la perforadora que está en el cerro por comenzar a hacer los pozos nos movilizó de tal modo que hicimos una sentada de mujeres en su mayoría, los días jueves y viernes. Y el sábado era la convocatoria semanal que tenemos desde hace más de 580 sábados.

Se había promocionado bastante en la calle, por las redes y decíamos que iba a ser un día histórico y lo fue porque se movilizó muchísima gente, como 4 mil personas.

Íbamos caminando como siempre y cuando ya iba pasando el grupo de la mayoría de las personas, empiezan a suceder situaciones de violencia. Obviamente que fue toda una sorpresa, mucha gente quedó mirando, pero después siguió y se concluyó frente a la plaza.

Nosotros hemos venido demostrando en todos estos años que todas nuestras marchas son pacíficas. Lamentablemente esta terminó con esta situación que no es agradable para nadie y ahora estamos a la espera porque se dice que van a haber detenciones; que la empresa ha hecho una denuncia penal (no sabemos contra quién) pero esas son cuestiones de la judicialización de las luchas sociales. Para nosotros no es nuevo ya que nos ha pasado en muchísimas oportunidades.

11 años de lucha pacífica: 584 rondas de lucha contra la megaminería contaminante

Hqn: Claramente hay una intencionalidad política en generar conflicto e intentar manchar la resistencia pacífica que vienen realizando.

Ana Chayle: La Asamblea no aprobó en ningún momento realizar actos vandálicos, que terminaron sucediendo frente a las oficinas de Agua Rica. Pudimos observar que había infiltrados en la marcha y que son las personas que iniciaron el fuego. Un compañero por una cuestión familiar tuvo que volverse más temprano a su casa, y los sorprendió en un lugar despoblado intercambiando algo (frases, dinero) con policías. Por eso tenemos la certeza de que se trata de algo armado por personas ajenas a la Asamblea y además hemos también observado que había operadores políticos arengando a la violencia.

Pero eso reiteramos: llevamos 11 años de caminatas pacíficas y nadie puede decir lo contrario. El gobierno debe hacerse cargo de lo que ha generado en nuestro pueblo ante tanto atropello. Entendemos que se trata de una movida política para inculparnos y también para voltear al Intendente quien ha ganado las elecciones pronunciándose en contra de la megaminería, y que al enterarse del ascenso de estos camiones se ha manifestado nuevamente en contra de la megaminería y ha prometido llevar acciones adelante.

Es muy llamativo que la zona estaba liberada de policías cuando el día anterior había llegado un contingente de 60 policías de la ciudad capital supuestamente con la excusa de cuidarnos del Covid-19 acompañándonos en la cuarentena. Sospechosamente ese día brillaron por su ausencia, cuando hasta horas antes de la caminata habían prácticamente militarizado la ciudad. También es sospechoso que el camión de bomberos, estando a una cuadra y medias de esas oficinas, nunca llegó.

Ahora está en marcha una persecución de personas comprometidas con esta lucha, entre esas personas estoy siendo difamada yo misma. Esto es la típica cacería de brujas a las que suelen someternos los políticos y la Justicia corrupta pero bueno, es algo esperable, Siempre infiltran gente y después nos responsabilizan a nosotros sin hacerse cargo de que la bronca y el enojo los genera el propio gobierno, la propia injusticia. Ya empezó la persecución. Esta cacería de brujas ya está en marcha.

Pensamos que todo esto estaba armado para desarticular la Asamblea, para desarticular la lucha; y también para intervenir el Gobierno Municipal que se viene pronunciando en contra de la megaminería.

Rosa Farías: Hay responsables políticos y judiciales en esto pero por sobre todo políticos. Pero bueno, queremos decirles que acá estamos, seguimos luchando y según como vaya la situación vamos a seguir movilizando. Muchas gracias y acá estamos siempre.

Andalgalá, 11 de abril de 2021

También te podría interesar

“Con la Ley de Fomento a la Agroecología planteamos que el Estado promueva un nuevo paradigma productivo” – Miguel Gómez (SAFCI)

“La oposición a la agroecología en la ONU deja muy mal parado al Gobierno Argentino” – Angel Strapazzon (MNCI-VC)

“Una Consulta Popular por una ley de protección integral del agua” – Marta Maffei

“Decirme a mí que tengo razón, es decirle al pueblo argentino que los agroquímicos enferman” – Estela Lemes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *